COACHING vs CONSULTORÍA

08.09.2019

El sabio puede cambiar de opinión, el necio nunca.

-Immanuel Kant-

Existen cinco fases fundamentales en un proceso de coaching, los cuales se estudian cuando te preparas para trabajar como coach: Preparación, exploración, aprendizaje, acción y revisión. Tan importantes todos y tan necesarios para que un proceso de coaching tenga éxito, ya sea a nivel personal, grupal o cuando se trabaja con equipos. Voy a intentar en este articulo unir el coaching con la consultoría para demostrar de alguna manera que la unión hace la fuerza y que ambos no son incompatibles entre ellos.

PREPARACIÓN

Tanto en coaching como en un proceso de consultoría la casa hay que empezarla por los cimientos no por los tejados. Ya sea un proyecto nuevo, apertura de una clínica dental o veterinaria, como en un proyecto ya existente, hay que definir claramente que se espera de un proceso de coaching o de un proyecto de consultoría. Donde estamos, que esperamos del proceso, cómo funciona, que compromisos se esperan por ambas partes y que elementos componen el trabajo a realizar. Deben aclararse todas las dudas que puedan existir y asegurar por ambas partes cualquier aspecto logístico (duración, horas de trabajo, lugar de reunión, etc...) como que aspectos de contexto en la relación deben cumplirse (evitar interrupciones, apagar teléfonos, confianza por ambas partes, etc...) Al igual que en una clínica dental una endodoncia debe tratarse en un tiempo determinado, en un tiempo determinado y con unas herramientas determinadas, el cliente en consultoría, dentista, veterinario, fontanero o empresario, debe conocer todo esto de antemano.

EXPLORACIÓN

Tanto en coaching como en consultoría, conocer el objetivo del trabajo a realizar es fundamental. En una clínica veterinaria el propietario de la misma debe saber si lo que quiere es aumentar la facturación de su clínica o el beneficio de la misma, facturar más no implica ganar más, o por el contrario su objetivo es trabajar mejor para reducir gastos y tener mayores beneficios. Siempre hay que trabajar desde lo más general a lo más concreto.

APRENDIZAJE

Si bien es cierto, en consultoría especialmente, que una clínica dental, una clínica veterinaria, el sector de automoción o de alimentación, la gestión, el marketing, los recursos humanos, la formación y cualquier parte que compone el trabajo de mejora del sector coinciden en un 60%-70% con el resto de la competencia, no hay que olvidar que, más concretamente en el sector dental o veterinario, una clínica es única y el proyecto a realizar debe ser único, al menos en un 40%. Al igual que en un proceso de coaching personal donde cada proceso es único al igual que la persona, en consultoría ocurre lo mismo. Y ojo, cualquier empresa que se dedique a realizar proyectos de coaching, gestión, marketing, formación, etc... también aprenderá en el mismo. Hay que ser expertos en el sector donde se trabaja la consultoría, si, pero que hay que aprender, también. Y muchas veces desaprender lo aprendido para poder entender al cliente.

ACCIÓN

Es la etapa del proceso de coaching o del proyecto de consultoría donde se diseña un plan de acción, se definen las tareas a realizar, con el máximo detalle, qué, cuándo, cómo, dónde, quién... y quedan claros los compromisos, tanto del cliente como del coach-consultor. Todas las acciones deben estar respaldadas por un aprendizaje previo, una auditoria de gestión, por ejemplo, y deben ser realistas. Si una clínica veterinaria tiene en su área de influencia 500 mascotas a las que tratar, no puede pretender tratar más de ese número, salvo que su objetivo sea aumentar su área de influencia.

REVISIÓN

Esta es la última etapa del proceso y no por ello la menos importante. Lo que no se mide no se conoce. Si no se mide no se puede saber si estamos cumpliendo las acciones u objetivos marcados, y no podremos realizar mejoras en aquellas desviaciones que se estén produciendo. Y ojo, la revisión nos puede permitir realizar cambios a nuestros objetivos iniciales. Si la base es sólida, todo es posible.

¿Hay tanta diferencia entre un proceso de coaching y uno de consultoría?

Francisco Ramos - Coach Consultor

En el año 2015 fundó junto con sus dos socios Coaching 340 Consultores después de su paso como Director y Controller en varias empresas. Dedica su vida y su empresa a ayudar, enseñar e inspirar a los profesionales de sectores como el veterinario o el dental, entre otros, en uno de los momentos más delicados por el que están atravesando. También colabora como profesor en la escuela de negocios EAE Business School en las áreas de finanzas, desarrollo directivo, liderazgo y coaching. 

Coaching | Consultoría | Gestión | Marketing | Formación Dental | Veterinaria | Pymes | Autonomos